¿Un equilibrio emocional bajo, puede generarte problemas digestivos?

Te resumo en 4 lineas las conclusiones a las que he llegado según mi formación y experiencia en consulta: Para conseguir solucionar nuestros problemas digestivos es importante: 

  • mejorar la estructura física (el sistema digestivo en sí mismo)
  • Conseguir un equilibrio emocional.

¿Y esto por qué es así? Pues porque existe una relación directa entre ambos: El desequilibrio de nuestras emociones genera una activación exagerada del Sistema Nervioso. Este hecho acaba provocando problemas a nivel digestivo. 

Si sigues leyendo el artículo podrás entender por qué es tan importante no olvidarnos de las emociones. Te explicaré cómo las emociones desadaptativas, pueden afectar a nuestro Sistema Digestivo y acabar produciéndonos síntomas molestos.
Quiero explicartelo desde la fisiología de nuestro organismo para que puedas entender el mecanismo.

¡Vamos allá!

El punto de partida: Qué son las emociones

Nuestro organismo ha desarrollado un sistema muy efectivo que nos ayuda a adaptarnos a los cambios del exterior. En situaciones de peligro es necesario que éste sea capaz de crear una respuesta rápida (que siempre suele ser de lucha o huida). Y esto lo hace de forma eficaz a partir de las Emociones. 

Idealmente las emociones nos ayudan a adaptarnos mejor al exterior. Pero hay veces que nuestro organismo no funciona como debería dando lugar a emociones que dificultan mucho nuestra vida diaria.

Para que se pueda entender te pongo un par de ejemplos:

  • Imaginemos a alguien que desde jovencito desarrolla la creencia que es una persona que “no sirve para nada”. Esta creencia genera mucho estrés emocional. Esto se traduce en una hiperactivación del organismo cuando la persona entra en contacto con situaciones dónde tiene que demostrar su valía personal. Estas situaciones las vivirá con mucha tensión y su organismo se preparará para afrontarlas como si de un momento peligroso se tratara.
  • Otro ejemplo: una persona que ha vivido una situación muy impactante en el pasado. Después de un tiempo es posible que acabe olvidando aquella situación. Hasta que un buen día esta persona vive una experiencia aparentemente inofensiva que le hace recordar la situación traumática pasada. Este hecho inofensivo le generará un elevado nivel de angustia que acabará activando su organismo de forma exagerada. Y lo peor es que la experiencia puntual se puede repetir sin que la persona pueda hacer nada por controlarlo.  

La verdad es que hay muchos ejemplos posibles que pueden generar hiperactivación del organismo y hagan peligrar nuestro equilibrio emocional. No es necesario que estos tengan que ser tan “extremos”.

Lo importante es entender que por razones muy diversas existen situaciones inofensivas que generan en nosotros mucho desequilibrio emocional. Y que esto se puede ir repitiendo a lo largo del día  y prolongarse en el tiempo sin que podamos evitarlo.

La hiperactivación del organismo corre a cargo del Sistema Nervioso Autónomo

…¿Y qué es el Sistema Nervioso Autónomo?

Es la parte del Sistema Nervioso que mueve los músculos involuntarios del cuerpo. Es decir: controla los órganos que se mueven sin que nosotros tengamos ningún tipo de control. (el corazón, los pulmones, la pupila y todos los órganos del sistema digestivo… Y seguro que me dejo alguno más)

En la foto podemos ver las 2 partes del Sistema Nervioso Autónomo: la Parte Simpática y la Parte Parasimpática. También podemos ver todas las acciones de los órganos sobre los cuales no tenemos ese control de qué hablábamos.

Si te detienes en mirar la foto podrás ver que la rama simpática tiene más la función de estimular los órganos implicados en la activación del cuerpo e inhibir el funcionamiento del sistema digestivo. Por contra la rama parasimpática estaría más implicada en la relajación del cuerpo y prepararía al Sistema Digestivo para digerir los alimentos que consumimos.

equilibrio emocional y problemas digestivos
https://www.sirpaspain.com/

Ahora con la información que tenemos, vamos a ver toda la secuencia:

Ante un Hecho Amenazante se genera una determinada emoción que acaba Hiperactivando el Organismo.
En este punto, el Sistema Nervioso Autónomo toma el control. Preparará al cuerpo para afrontar la situación estimulando algunos órganos (corazón, pulmones…) e inhibiendo otros (las vísceras digestivas).
Cuando la situación amenazante desaparezca, el cuerpo recobrará el equilibrio natural.

Si perdemos el equilibrio emocional se agravarán nuestros problemas digestivos.

Situaciones de mucho estrés, problemas de inseguridad, falta de autoestima, sentimientos de no saber mucho quien somos… generan mucha actividad emocional.
Y la respuesta es la misma: El cuerpo se moviliza como si tuviese que hacer frente a una amenaza. El caso es que la amenaza en este momento no es real. Y entramos en una montaña rusa de emociones que parece que no acaban de tener fin.

Ya os podéis imaginar lo que pasa: el Sistema Nervioso Autónomo va loco, excesivamente activado, incluso en situaciones que no entrañan ningún peligro. Como éste también controla los Órganos del Digestivos al final los acabará estimulando en exceso. Esto provocará problemas que supongo que te sonarán: 

  • Podemos tener una producción excesiva de Ácido Clorhídrico en el Estómago dando problemas de ardor o incluso úlceras. También puede llegar el momento en donde se acabe produciendo menos ácido del necesario. Esta situación sería la base para las conocidas Intolerancias Alimentarias.
  • Con desequilibrio emocional el Hígado también sufre las consecuencias. Éste es un órgano implicado en una gran cantidad de procesos y una mala gestión por su parte se nota. Por ejemplo,  puedes sentir cansancio constante, contracturas musculares, problemas metabólicos, exceso de peso, etc.
  • Nos encontraremos también con trastornos del tránsito intestinal. Un exceso de contracción de las paredes del estómago puede acabar generando diarrea. Por otro lado estados de estrés permanente pueden generar problemas de estreñimiento debido a una mala gestión de los líquidos internos.
  • Luego están los espasmos intestinales. Las personas que los hayan sufrido saben lo doloroso que puede ser. Y también lo vulnerable que te hacen sentir porque vienen sin avisar. Esto genera una sensación de pérdida de control enorme, aumentando así el nivel de estrés y haciendo que la persona entre en un círculo vicioso del que es difícil salir sin ayuda. 
  • Y por último un tema muy recurrente: los gases y la distensión abdominal. Sin duda en estos casos existirá una alteración de los microorganismos que habitan en los intestinos. Esto pasa porque llegan alimentos mal digeridos a los intestinos que acaban siendo utilizados por estos microorganismos. Cuando las bacterias se alimentan acaban generando gas, que es el producto de su digestión. Por otra parte, hay bacterias que también pueden generar una buena cantidad de subproductos tóxicos que pueden ser nocivos para el organismo.

Qué puedes hacer si tu bajo equilibrio emocional te está provocando problemas digestivos.

Si alguien se identifica con alguna de estas situaciones, mi mensaje es de CALMA.

Todas estas molestias tienen solución.
Como profesional, mi objetivo siempre es devolverle al Sistema Digestivo su equilibrio trabajando con la alimentación y con suplementos naturales. Cuando empiezan a venir los cambios positivos voy un poco más allá y me enfoco con la persona a trabajar su mundo emocional.

Creo que es muy importante que buques ayuda, que no intentes solucionar estos problemas por ti mism@.
También creo que quien te ayude tiene que darle la importancia a tu mundo emocional que merece.

Trabajar sólo el sistema digestivo sólo te dará beneficios limitados. Épocas de estrés elevado o de mucha inestabilidad emocional producirán daño al Sistema Digestivo haciendo que vuelvan a aparecer los síntomas. Por eso es super importante aprender a gestionar mejor estos estados desequilibrados y asegurarte que no se vuelven a repetir. 

Con este artículo espero haberte dado un poco de luz en la relación entre el equilibrio emocional y los problemas digestivos. Si realmente te encuentras en esta situación espero que logres, al fin, mejorar todos estos problemas.

¿Te ha resultado útil este artículo? Si crees que hay alguien que necesita encontrar el equilibrio emocional para mejorar sus problemas digestivos seguro que se beneficiará de esta información. 
Para estos casos, sería genial que la pudieses COMPARTIR. Muchas Gracias y que pases un feliz día. 

Dragana_Gordic – Freepik.com


Samuel Pujol Hernández

Trabajo en BARCELONA con personas con Síndrome de Colon Irritable u otros problemas digestivos. Les ayudo a reducir sus molestias y a equilibrar el estrés emocional que acompaña a estos problemas.
Puedes ver todos mis productos y servicios en el link siguiente: https://samuelpujol.com/tienda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.