2 comentarios

  1. Gracias por este artículo Samuel! Muy interesante! Aparte de conocer un poco mejor nuestro sistema digestivo, me ha hecho tomar conciencia de la importancia de comer des-pa-ci-to 😉 y de escuchar a nuestro cuerpo.

    Creo que en mi caso podría haber un defecto de ácido clorhidrico, así que haré la prueba del bicarbonato y seguiré tus consejos, ya te contaré!

    Un abrazo y gracias por lo que aportas!

    1. Author

      Hola Beatriz,
      Muchas gracias por el comentario…
      Que curioso, ¿No? que a veces las mejores soluciones son las más simples. Si tomamos conciencia del acto de comer, algo que hacemos de forma muy mecánica, porque toca, nos daríamos cuenta que comemos muy rápido y sin darle demasiada importancia. ¡Y éste es un momento crucial!
      Espero que te sirvan mucho los consejos que pongo en el artículo. Ya me cuentas…
      Un abrazo y estamos en contacto… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.